24 marzo 2008

¿EN QUÉ SE FUNDAMENTA LA RELIGIÓN?

La religión no se funda ni en el conocimiento, ni en la voluntad humana, ni en la convicción moral, sólo puede fundarse en el SENTIMIENTO DE LO INFINITO, pues el hombre se siente absolutamente insuficiente, impotente, finito, y DIOS ES EL SER DE QUE DEPENDEMOS PARA TODO.
Monoteísmo

El monoteísmo es la creencia religiosa que afirma la existencia de un solo Dios, creador del universo. Monoteísmo es un término que proviene de dos palabras griegas: μόνος que siginifca "uno" y θεός que significa Dios. En el mundo, tres religiones son consideradas monoteístas: el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam. Sin embargo, merced al diferente concepto de Dios (Trinidad) que sostiene el Cristianismo y que difiere respecto al del Judaísmo y el Islam, el primero no es considerado monoteísta por gran parte de los fieles de las otras dos religiones.
El monoteísmo está en contraste con el politeísmo que es la creencia en dos o más dioses. Las religiones monoteístas suelen oponerse abiertamente al politeísmo catalogándolo como idolatría.
No conocemos si Dios es personal o impersonal, natural o sobrenatural; lo único cierto es que el hombre "llega a él" por un sentimiento religioso, supuestamente lo siente dentro de su cuerpo y su mente, le habla, conduce sus pasos, sus movimientos y su voluntad ESPIRITUAL.
Muchos dicen que esta dentro de ellos y habla por ellos en lenguas, caen pataleando, y se desmallan, ridícula actuación que raya en eso, en lo ridículo. EL FUNDAMENTO ES LA NADA, COVERTIDO EN EL TODO ABSOLUTO.
El vocablo Dios se escribe en español con mayúscula como sustantivo propio cuando se refiere a la idea de ser supremo de las religiones monoteístas, como son el judaísmo, el cristianismo, el islam y, quizá en menor medida, el zoroastrismo o mazdeísmo.
En la tradición cristiana, Dios es objeto de estudio de la teología. Desde tiempos de Santo Tomás de Aquino (Edad Media), se asume que la existencia de Dios no es tarea comprobable por el método científico, sino que su existencia ha de demostrarse en el ámbito de la metafísica.
En el Islam, el Corán no discute en profundidad el tema de demostrar la existencia de Dios, ya que afirma que el instinto humano puro y sano, así como la mente no contaminada con la impureza del politeísmo, afirman su existencia. Más aun, la afirmación de la Unidad Divina, es algo natural e instintivo.[1] [2
Politeísmo

El politeísmo es la doctrina religiosa cuyos seguidores creen en la existencia de múltiples dioses o divinidades organizadas en una jerarquía o panteón. No se refiere a una diferencia de nomenclatura –los distintos nombres de una deidad– sino que se trata de diversos dioses con características individuales claramente identificables. En el politeísmo cada deidad puede ser honrada e invocada de manera individual dependiendo de los aspectos que se le atribuyan. Una variante de politeísmo es el henoteísmo, donde una deidad ocupa un lugar de preeminencia y veneración por encima de las demás. Un ejemplo actual de religión politeísta es el hinduismo. Ejemplos históricos son las antiguas religiones egipcia, griega, romana o nórdica.
En las sociedades politeístas no suele existir una teología propiamente dicha, aunque suele coexistir con sistemas filosóficos y éticos bastante complejos. Cada fuerza sobrenatural o acontecimiento trascendental (como el rayo, la muerte o el embarazo) atiende a unos mecanismos establecidos, que conforman un complejo orden cósmico muy jerarquizado, descrito mediante mitos, leyendas y obras sagradas. En el politeísmo, debido a un entramado muy consolidado de transmisión, oral o escrita, el conocimiento es acumulativo, es decir, es ampliado por la especulación de los individuos dedicados a ello (chamanes, brujos, poetas), o bien por contacto intercultural.
Se suele señalar que el politeísmo corresponde, a menudo, a sociedades igualmente jerarquizadas, con una gran demarcación en clases sociales. Ejemplos habituales se darían en el Antiguo Egipto, en la cultura clásica griega y romana o en el hinduismo. Algunas creencias politeístas sitúan además la preeminencia de un dios sobre el resto del panteón (culto conocido como henoteísmo), lo que hizo creer a los antropólogos evolucionistas que éste sería el paso natural al monoteísmo.
El politeísmo está considerado por los antropólogos evolucionistas como una forma bastante avanzada de religiosidad (propia de un cierto nivel de civilización), en la que las fuerzas de la naturaleza son discriminadas, separadas y seleccionadas, y, finalmente, representadas por una serie de dioses antropomórficos.

Politeísmo occidental actual
Dentro de la cultura occidental es también posible encontrar casos actuales de politeísmo. Uno de ellos es la doctrina de la pluralidad de dioses de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, cuyos seguidores afirman que Dios fue una vez hombre y que cada ser humano está destinado a ser una divinidad. Así, cada varón debe aprender lo concerniente al tema durante su vida terrenal y sellarse en un templo mormón junto a una mujer de esta religión, para formar juntos un nuevo mundo y ser parte de una divinidad. lareligion nos da el poletismo de la edad griega dandonos multiples dioses como seres supremos los santos,las virgenes i otros dioses.